Skin C experience

24 de octubre de 2014


Hace unos días me regalé un momento de mimos y relax que después de una intensa semana necesitaba sí o sí. 



Casualidades de la vida en esa semana recibí una oferta en el mail con la promoción de octubre de SkinC y el tratamiento Snow White Radiance a un precio estupendo, estuve dudando por lo que os comentaré más adelante pero finalmente me hice con él. Anteriormente ya os hablé de mi experiencia en el Skin Suplemment bar en esta entrada y hoy me gustaría actualizar aquellas primeras impresiones con la que ha sido ya mi tercera visita a este centro en su sede de la C/ Velázquez.

En esta ocasión pasé directamente a cabina, no hubo entrevista previa ni análisis de mi piel. Tienen ya mi ficha y en ella los detalles de mi tipo piel, necesidades y los activos que se me aplicaron en ocasiones anteriores no obstante ha pasado casi un año desde mi última visita y mi piel ha cambiado algo...

Una vez en cabina te dan un breve masaje corporal antes de empezar el tratamiento, que consiste en:

+ LIMPIEZA- En este caso una doble limpieza siguiendo la filosofía asiática (ya que esta firma es de origen japonés) con el Pure Trinity Cleansing Oil y Pure Prodiew Cleansing foam. Increíblemente agradable tanto en al contacto con la piel como en el suave y relajante olor que desprende. Soy de las que piensan que la fragancia o el olor de un cosmético influye y mucho en nuestra percepción sobre él y en este caso esta limpieza es una maravilla, no sólo limpia la piel sino que la deja acondicionada y crea un clima absolutamente relajante y reconfortante lo cual es un aspecto primordial en este tratamiento.

+ PEELING- Una limpieza profunda con agua salina a presión y oxigeno con el fin de retirar las células muertas y limpiar en profundidad los poros. Este peeling se aplica tanto en rostro como en escote (ese gran olvidado!) y contribuye a que el tratamiento que se nos va a aplicar a continuación penetre mejor y por tanto sea más efectivo al tiempo que activa la microcirculación de nuestra piel.

La sensación es como un chorro de aire helado, que si bien al principio incomoda ligeramente, luego resulta totalmente reconfortante.

+ SERUM PERSONALIZADO- En mi caso los dos activos que mi piel más necesita son el ácido hialurónico (que no falta nunca en mi rutina) y las ceramidas, un combo perfecto para pieles sensibles como la mía que necesitan reforzar su barrera lipídica y mantener la hidratación al máximo.

+ OXY MIRACLE INFUSION- Una infusión de agua de Onsen procedente de japón y oxigeno puro que ayuda a sellar el tratamiento anterior para una mayor efectividad.

+ PURE SNOW WHITE- Y finaliza con esta mascarilla que actúa directamente sobre la melanina que oscurece nuestra piel y genera las manchas, difuminándolas e iluminando el rostro al instante.

Cada aplicación de producto es retirado con un paño/muselina caliente y se finaliza con un masaje de espalda, el cual mis cervicales agradecieron enormemente.



RESULTADO? Increíble, sales de la cabina con la piel unificada, mucho más luminosa, suave e hidratada. Absolutamente calmada a pesar del peeling con agua a presión, ninguna rojez ni alteración, tampoco en los días posteriores,por tanto es un tratamiento perfectamente indicado para las pieles sensibles.

Obviamente las manchas más notables no desparecen - no creo en tratamientos milagrosos- pero al concluir la sesión la piel está más luminosa e unificada, con algunas manchas leves más difuminadas.

Los resultados para mí son doblemente efectivos porque no sólo tratas tu piel sino que también te concedes una hora de relax para ti, una hora de absoluta relajación en la que además de mimar tu rostro y escote, te dan un leve masaje cervical y sales como en una nube gracias a la atmósfera que se crea en la cabina con hilo musical incluido.

OPINIÓN: Sin duda es una experiencia que recomiendo enormemente si tenéis la oportunidad porque los resultados se ven al instante, en el preciso momento que te levantas de la camilla y te miras al espejo. De vez en cuando son necesarios extras como este en nuestra rutina facial y los tratamientos de Skin C me parecen una maravilla que posiblemente repita, eso sí aprovechando bonos y promociones ya que no están al alcance de todos los bolsillos.

Las dos primeras veces obtuve el cupón en LetsBonus y esta última a través de su propia newsletter, pero igualmente la tenéis disponible en su web hasta el día 31 de octubre que finaliza (ojo! hay que pedir cita antes de este día)

Dicho esto y ya que no quiero desmerecer en absoluto la maravilla del tratamiento, lo que no me gusta y me ha hecho dudar en si volver o no es su política de intentar endosarte sus productos, al menos esa ha sido mi experiencia. Digo endosarte porque una cosa es promocionar y dar a conocer y otra cosa es intentar vender a toda costa. Entiendo perfectamente que las marcas aprovechen estas ofertas para hacer publicidad, que te presenten sus productos, pero no el estar durante 20 minutos intentando convencerte que si no te llevas éste, llévate éste y si no llévate esta crema o es que no puedes pagar 50€? como ocurrió en mi segunda visita ...tampoco quiero entrar en detalles pero la táctica fue bastante bochornosa.

Lo que no quiere decir que no sean productos maravillosos, trabajan con activos puros y encapsulados que garantizan una mayor eficacia en el tratamiento de nuestra piel y siempre libres de perfumes y parabenos, de hecho estos productos se usan también en el Centro de Felicidad Carrera, todo un referente en el cuidado de la piel en nuestro país. Sin embargo no son aptos para todos los bolsillos o al menos para el mío, cada serum cuesta 77€.

Esta sin duda es para mí la parte negativa que tiene este centro, la primera vez sí que me llevé un par de productos y todo perfecto pero no la segunda ni la tercera y no por ello soy menos cliente. Digo esto porque tendríais que haber visto la cara de insecto palo al decir que no me llevaba nada, lo que no quita que pueda interesarme saber qué necesita mi piel y que productos me recomendarían sin necesidad de ver cómo automáticamente los devuelven a su cajón al decir que no los compras y rematar con que bueno ya te los habrían enseñado en ocasiones anteriores como dando a entender que le estás haciendo perder en tiempo - no siendo además los mismos productos de veces anteriores-. 

Me parece que se hacen un flaco favor a sí mismos porque de no gustarme tanto sus tratamientos sinceramente no volvería, creo que una firma como esta, habitual de revistas de moda y de belleza y reconocida con múltiples premios, no tiene necesidad de vender a toda costa y de esa manera tan incómoda para el cliente. Sus tratamientos se promocionan solos porque son excelentes y si vendes calidad la gente volverá y si intentas vender sí o sí pues se lo pensará 2 veces como me ha pasado a mí.

En definitiva el tratamiento es una maravilla de verdad y lo recomiendo muchísimo, no obstante y en base a mi experiencia (otras compañeras no han pasado por esto) su atención al público debería mejorar éste aspecto que os comento porque perjudica y mucho la percepción con la que sales de su centro. No puedes avasallar al cliente ofreciendo hasta 4 productos diferentes y concluir que si no te los llevas el tratamiento no servirá de nada y tu piel no mejorará sin tan siquiera preguntar qué rutina facial tienes...pero en definitiva no quiero hacer sangre y desmerecer el tratamiento, que a mí me mereció la pena y al fin y al cabo era lo que a mí me importaba, además siempre saco conclusiones interesantes para mis rutinas aunque no necesariamente me lleve los productos Skin C.



¿Conocéis SkinC?
¿Os haceís tratamientos habitualmente?
¿Qué pensáis de estas técnicas comerciales?


Image and video hosting by TinyPic

6 comentarios:

  1. A mi me regalaron un vale también y me encantó el tratamiento, pero igual que a ti me quiso vender dos serum y una mascarilla, luego quitó la mascarilla, luego el sérum.. como regateando sabes.. y yo mira que no voy a pagar 77 euros por un séum y ya me fui.. pero sí, volvería porque el tratamiento me encantó!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué ilusión leer tu comentario, soy seguidora tuya!! :)

      Efectivamente no lo podías haber descrito mejor pero fue un regateo total, lo cual además de incómodo te hace hasta dudar de lo que te están vendiendo...una pena xq de verdad me reitero en lo estupendo del tratamiento.

      1 besote

      Eliminar
  2. Una pena que una experiencia tan agradable se vea empañada por comerciales agresivos. A mí me ha pasado más de una vez en distintos lugares y no he vuelto nunca.
    Pero lo peor sin duda fue cuando regalé unos vales de tratamiento unas navidades (que si eran Lets bonus, pero que ya pague por ellos 69 euros)y mi madre y mi tía volvieron diciendo que les habían puesto la cabeza como un bombo. Vergüenza total!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puff que mal...y más siendo un regalo!
      Yo la verdad con esto de los planes y bonos ya asumo q algo van a intentar venderme pero hay maneras y maneras...una pena porque precisamente logran lo que comentas, q no vuelvas!

      Un bsote Axola

      Eliminar
  3. He encontrado ahora mismo tu blog y tengo que decirte que es un espacio encantador, me ha entusiasmado todo, asi que para no perderme ninguna entrada me hago seguidora ahora mismo!!
    Te invito a dar una vuelta por mi rinconcito, espero que tambien te guste!!
    Un Saludo
    dezazu.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Dezazu por tus palabras y por quedarte!

      Eliminar

Gracias por tu comentario!!